EDU PSYCH LAB

Educación, Psicología & Ciencia

El Silencio de un amor

1 comentario

Hace poco, me encontré con una historia preciosa que merece sin duda el hueco de estas líneas. Marina Abramovic y Ulay.

M.Abramovic es una artista serbia que comenzó su andadura por el arte a comienzos de los años 70. Estos dos artistas, Marina y Ulay se encuentran el uno al otro en Amsterdam y comienzan a trabajar de manera conjunta. Representaban fundamentalmente el Ego y la Identidad Artística. Ambos estaban muy unidos a las tradiciones, patrimonio cultural y los ritos. A su obra artística la llamaron “The Other”; la pareja se vestía como gemelos y imitaban una unión simbiótica entre ambos. Trabajaron con “Realation in the Space”, utilizaban sus cuerpos desnudos para interaccionar con la audiencia; corrían en una sala y se encontraban el uno al otro representando el “choque” entre el hombre y la mujer. Un año más tarde trabajaron con “Death Self”, la muerte misma. Ambos aspiraban el aire, el uno del otro unidos en un profundo beso hasta agotar todo su oxígeno. En una de sus “performaces” ambos cayeron al suelo, debido a la inhalación de dióxido de carbono. Con esta representación artística pretendían plasmar la esencia de las relaciones, cómo una persona puede absorber, cambiar o incluso destruir la vida del otro. En el año 1988, tras más de catorce años de relación intensa, Marina y Ulay decidieron poner fin a su relación. Decidieron comenzar un viaje espiritual por separado a lo largo de La Gran Muralla China; cada uno de ellos comenzó un camino en solitario que le llevaría meses recorrer para posteriormente reencontrarse en el medio del camino, abrazarse y poner fin a su relación.
Desde entonces la artista continuó avanzando en su relación con el arte, dejando atrás su gran amor. Consiguió exponer en los museos más importantes del mundo. E el año 2010, hizo una exposición en el Moma basada en su trayectoria artística de los años setenta. La artista permaneció sentada más de 700 horas; en el “performance” retaba a que los desconocidos tomasen asiento frente a ella y compartiesen “la mirada”. Ulay, después de 23 años tras la separación hizo una aparición sorpresa frente a ella y este es el resultado…

Para todas las personas que conocen o han conocido el amor en sus vidas, sin duda este es un vídeo conmovedor. Otro día me detendré a analizar de un modo más profundo la “simbiótica” de esta pareja y la toxicidad de su amor, sin duda inalterable al paso del tiempo.

Anuncios

Autor: Lorena Álvarez

Psicóloga, activista, trotamundos y una apasionada por la ciencia y las letras.

Un pensamiento en “El Silencio de un amor

  1. Reblogueó esto en sietevistazoselocuentesy comentado:
    Miradas……llenas de recuerdos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s